Muchos usuarios se habrán llegado a cuestionar la importancia de las redes sociales en nuestra vida cotidiana. Las redes sociales se han convertido en el hilo de comunicación para muchos, pero, ¿puede, influir en nuestro estado anímico?Fran CastilloETIQUETAS: DESCONEXIÓN DIGITALFACEBOOKREDES SOCIALESTELEFÓNICAPrivacidad y redes sociales. ¿Qué tienes que hacer para un uso más seguro?La generación Z y privacidad digital: ¿son los jóvenes cada vez más conscientes?

Las redes sociales siguen ocupando el trono de aplicaciones más usadas y es muy difícil arrebatarles el estatus en el que se encuentran actualmente. Más del 40% de la población mundial inicia sesión a diario en una red social.

Pero, ¿cuánto puede afectarnos el uso de estas plataformas? La respuesta la ha hallado un equipo científico que encontró beneficios en nuestra salud mental al desinstalar Facebook.

¿Cómo se realizó el estudio?

Esta investigación fue llevada a cabo por científicos de las universidades de Nueva York y Standford (EE.UU.).

Este estudio está considerado como el más exhaustivo que se ha llevado a cabo en la actualidad con relación a las redes sociales.

Consistía en el seguimiento de alrededor de 3.000 personas, y puede resultar paradójico, ya que fueron seleccionadas a raíz de un anuncio publicado en dicha plataforma.

La mitad de los seleccionados desactivaron sus cuentas y recibieron la orden de desinstalar Facebook de sus smartphones durante un mes. Mientras tanto, la otra mitad realizaban su rutina habitual. A lo largo de la investigación, los participantes llevaban a cabo test de actualidad y describían diariamente su estado de ánimo.

Desinstalar redes sociales es beneficioso

La conclusión que obtuvieron es que aquellos usuarios a los que se les pidió desinstalar Facebook mostraron que podían dedicarse a sociabilizar con amigos y familiares en persona o realizar otras actividades que no estuvieran relacionadas con Internet.

Gracias a esta desconexión, los usuarios se mostraron más felices y redujeron sus índices de ansiedad y depresión. Cuando estos usuarios volvieron a la red social habían reducido drásticamente sus horas de sesión en comparación con el grupo que se mantuvo activo en el mes de investigación.

La parte que se puede considerar como negativa con respecto a aquellos usuarios que desconectaron de las plataformas sociales es que sus conocimientos de actualidad se redujeron.

Adicción y desconexión digital

Muchos usuarios estamos conectados desde que nos levantamos, ya sea por motivos sociales o laborales. Este tipo de rutinas están consideradas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como adicción digital.

La adicción digital se define como una enfermedad que hace mella en millones de usuarios en todo el mundo y tenemos que evitar caer en las garras de la gran red.

Por ese motivo es recomendable emplear la desconexión digital ya que obtendremos grandes beneficios en nuestra salud.

Por ejemplo, los usuarios que recurren a la desconexión digital consiguen un mayor rendimiento a nivel laboral, previenen enfermedades psicológicas y una mejora en la calidad del sueño.

Muchas empresas, como es el caso de Telefónica, apuestan por emplear la desconexión digital hacia sus empleados para que su relación en el ámbito laboral sea de mejor calidad.

Fuente: https://blogthinkbig.com/desinstalar-facebook-salud-mental-apps

Ir hacia arriba de la web